• slidebg1
    Instalaciones

Las instalaciones de Biosabor están pensadas y construidas con un cuidado diseño y con las últimas innovaciones tecnológicas, encaminadas a sacar el máximo rendimiento productivo cuidando por encima de todo el bienestar de nuestro equipo humano.

Sede central

El nuevo centro de envasado fue inaugurado el 18 de diciembre de 2015, se encuentra sobre 45.000 m2 de parcela y tiene una superficie construida de 10.200 m2. La superficie construida de la nave se divide en una nave central, de manipulado que cuenta con 5.200m2 y dimensiones 80 x 65, cuenta con una oficina distribuida en dos plantas de 450 m2 cada una, lo que hace un total de 900 m2; la zona de aprovisionamiento de cartón tiene una dimensión que ronda los 2.500 m2. En la construcción de estas instalaciones hortofrutícolas se ha realizado una inversión de 6 millones de euros, tanto en instalaciones como en líneas de maquinaria que incorporan la última tecnología y optimas medidas de seguridad.

Son unas instalaciones estudiadas con delicadeza y mucho cariño tanto por los técnicos como por el presidente, que han aportado todos los conocimientos adquiridos en su dilatada experiencia, como de todo el personal y empresas que han intervenido durante su construcción. Durante la construcción se han marcado las siguientes directrices teniendo claro esta serie de objetivos:

El Bienestar de los trabajadores:

Este es el principal objetivo de la empresa y por ello estas instalaciones se han enfocado en mimar y ofrecer las mejores condiciones de trabajo posible; térmicas, de salubridad y lumínicas. Estas condiciones hacen que se aproveche al máximo la luz natural y se cree un espacio de trabajo amigable y de confort, donde los trabajadores se sienten más cómodos que en definitiva influye favorablemente en sus estados de ánimo y su rendimiento; ya que al tratarse de una empresa de productos ecológicos, principalmente tomate, muchos de nuestros procesos no poder ser automatizados por lo que contamos con una plantilla en nuestra sede central de más de 300 trabajadores.

Eficiencia Energética:

En consonancia con nuestra filosofía ecológica, hemos pretendido que estas instalaciones vayan acordes con nuestro respeto a los recursos naturales y proyectar un edificio lo más sostenible y eficiente posible. Para ello hicimos hincapié y estudiamos en profundidad las diferentes soluciones constructivas en la envolvente de la nave optando al final por soluciones de fachada ventilada, cubierta de panel aislante con falso techo creando también una cámara de aire que funciona mucho mejor térmicamente, lucernarios de policarbonato multiceldilla, etc.

Acabado Interior Higiénico y Sanitario:

Al llevarse a cabo la manipulación de alimentos, considerábamos primordial cuidar el acabado interior, se buscaba un acabado impoluto, que estuviese exento de instalaciones y elementos vistos y descolgados para evitar la acumulación de suciedad y polvo, paredes totalmente lisas y un tratamiento sellador de poros en la solera para evitar que se incruste la suciedad.